Loader

Cómo integrar el diseño web y el marketing digital en una estrategia online efectiva

Cómo integrar el diseño web y el marketing digital en una estrategia online efectiva

Cómo integrar el diseño web y el marketing digital en una estrategia online efectiva

El diseño web y el marketing digital son dos disciplinas que se complementan y se potencian mutuamente para crear una estrategia online efectiva. El diseño web se encarga de crear y optimizar la apariencia, la funcionalidad y la usabilidad de una web, mientras que el marketing digital se ocupa de promocionar y difundir la web para atraer y convertir a los usuarios.

Integrar el diseño web y el marketing digital implica coordinar y alinear los objetivos, las acciones y los resultados de ambas disciplinas, para lograr una mayor coherencia, eficiencia y rentabilidad. Para ello, se deben seguir una serie de pautas que descubrirás si sigues leyendo.

Cómo crear una web accesible e inclusiva: principios y herramientas

4 min de lectura.

Tabla de contenidos

1. Definir los objetivos de la web

El primer paso para integrar el diseño web y el marketing digital es definir los objetivos de la web, es decir, qué se quiere conseguir con ella. Deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales (SMART), y deben estar alineados con la misión, la visión y los valores de la marca.

Ejemplos de objetivos estratégicos de una web:

  • Aumentar el tráfico orgánico en un 20 % en seis meses.
  • Incrementar las ventas online en un 15 % en un año.
  • Mejorar la tasa de conversión en un 10 % en tres meses.
  • Fidelizar a los clientes actuales y captar nuevos clientes en un 5 % en un trimestre.

2. Conocer al público objetivo

Para ello, se debe realizar un estudio de mercado que identifique las características, necesidades, preferencias y comportamiento de los usuarios potenciales.

Una herramienta útil para conocer al público objetivo es crear buyer personas, que son perfiles ficticios que representan a los clientes ideales de la marca. Estos perfiles deben incluir datos demográficos, psicográficos, motivacionales y contextuales, así como sus objetivos, sus retos, sus puntos de dolor y su journey.

Ejemplos de buyer personas:

  • Ana, 35 años, madre soltera, profesora de primaria. Busca una web de moda infantil que le ofrezca productos de calidad, precios asequibles y envíos rápidos. Su objetivo es vestir a sus hijos con ropa bonita y cómoda. Su reto es encontrar tiempo para comprar. Su punto de dolor es recibir productos que no se ajustan a la descripción o a la talla. Su journey es buscar en Google, comparar opciones, leer opiniones y comprar online.
  • Pedro, 28 años, soltero, ingeniero informático. Busca una web de cursos online que le ofrezca formación actualizada, flexible y certificada. Su objetivo es mejorar sus competencias profesionales y acceder a mejores oportunidades laborales. Su reto es encontrar cursos que se adapten a su nivel y a su ritmo. Su punto de dolor es pagar por cursos que no cumplen con sus expectativas o que no tienen validez oficial. Su journey es buscar en redes sociales, ver vídeos o podcasts, descargar ebooks o guías y comprar online.

3. Diseñar la web según los objetivos y el público objetivo

Esto implica crear una estructura, un contenido y una estética que respondan a las necesidades y expectativas de los usuarios, así como a las metas de la marca.

Aspectos a tener en cuenta al diseñar la web:

  • La arquitectura web: se refiere a la organización y distribución de las páginas y secciones que componen la web. Debe ser lógica, coherente e intuitiva, para facilitar la navegación y la orientación de los usuarios.
  • El contenido web: se refiere a la información que se ofrece en la web, tanto textual como visual o multimedia. Debe ser original, relevante y completo, para aportar valor y solucionar los problemas o dudas de los usuarios.
  • La estética web: se refiere al aspecto visual de la web, como los colores, las tipografías o las imágenes. Debe ser atractiva, coherente y adaptada a la identidad corporativa de la marca, para generar confianza y empatía con los usuarios.
  • La usabilidad web: se refiere a la facilidad y comodidad con la que los usuarios pueden interactuar con la web. Debe ser alta, para ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria y positiva.
  • La accesibilidad web: se refiere a la capacidad de la web de ser utilizada por todas las personas, independientemente de sus capacidades o condiciones. Debe ser inclusiva, para no discriminar ni excluir a nadie.

4. Promocionar la web mediante el marketing digital

Utilizar diferentes canales y herramientas online para dar a conocer la web y atraer a los usuarios, que deben estar alineados con los objetivos y el público objetivo de la web, así como con el presupuesto disponible.

Algunos ejemplos de canales y herramientas de marketing digital son:

  • El SEO (Search Engine Optimization): se refiere a la optimización de la web para mejorar su posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda como Google o Bing. Implica trabajar aspectos como las palabras clave, los enlaces, el contenido o la velocidad de carga.
  • El SEM (Search Engine Marketing): se refiere a la publicidad de pago en los motores de búsqueda, como Google Ads o Bing Ads. Implica crear anuncios que se muestran cuando los usuarios buscan determinadas palabras clave relacionadas con la web.
  • El SMM (Social Media Marketing): se refiere al uso de las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter para difundir la web y generar interacción con los usuarios. Implica crear y compartir contenido de valor, así como participar en conversaciones o comunidades.
  • El email marketing: se refiere al envío de correos electrónicos personalizados y segmentados a los usuarios que se han suscrito a la web o que han mostrado interés en ella. Implica ofrecer información, ofertas o novedades que inciten a los usuarios a visitar o comprar en la web.
  • El marketing de contenidos: se refiere a la creación y distribución de contenido relevante y útil para los usuarios, como artículos, vídeos o podcasts. Implica ofrecer contenido que responda a las necesidades, intereses o dudas de los usuarios, y que les aporte valor.

5. Medir y analizar los resultados

Medir y analizar los resultados obtenidos con la web y las acciones de marketing digital implica utilizar diferentes herramientas e indicadores que permitan evaluar el rendimiento y el impacto de la web y las acciones, así como identificar las fortalezas, las debilidades, las oportunidades y las amenazas.

Algunas herramientas e indicadores que se pueden utilizar son:

  • Google Analytics: es una herramienta gratuita que permite medir y analizar el tráfico y el comportamiento de los usuarios en la web, como el número de visitas, el tiempo de permanencia, la tasa de rebote o las conversiones.
  • Google Search Console: es una herramienta gratuita que permite medir y optimizar el posicionamiento orgánico de la web en Google, como el número de impresiones, clics, posiciones o palabras clave.
  • Google Ads: es una herramienta de pago que permite medir y optimizar la publicidad en Google, como el número de impresiones, clics, conversiones o coste por clic.
  • Facebook Insights: es una herramienta gratuita que permite medir y analizar el rendimiento de la página de Facebook asociada a la web, como el número de seguidores, me gusta, comentarios o compartidos.
  • MailerLite: es una herramienta gratuita (hasta cierto límite) que permite medir y analizar el rendimiento del email marketing asociado a la web, como el número de suscriptores, aperturas, clics o bajas.

Estos son los pasos que debes seguir para integrar el diseño web y el marketing digital en una estrategia efectiva. Si quieres saber más sobre cómo aplicar estos pasos en tu web, contacta con Cacao. Nos encantará ayudarte a crear la web que consiga alcanzar tus objetivos mediante la integración del diseño web y el marketing digital en tu estrategia de comunicación corporativa.