Loader
La Silver Economy impulsa la gastronomía saludable y sostenible

La Silver Economy impulsa la gastronomía saludable y sostenible

Consultoría gastronómica

La población mundial está envejeciendo a un ritmo acelerado. Según las proyecciones de la Unión Europea, los mayores de 65 años representarán al menos un tercio de la población en la segunda mitad de este siglo. Este fenómeno demográfico tiene un gran impacto en la economía, la sociedad y el medio ambiente, y plantea nuevos retos y oportunidades para el sector gastronómico.

La Silver economy, o economía plateada, es el término que se usa para referirse al conjunto de actividades económicas relacionadas con las necesidades y preferencias de las personas mayores. Se trata de un mercado en crecimiento, que genera riqueza y empleo, y que abarca diversos sectores, entre ellos, el de la alimentación.

#SILVERECONOMY

Los consumidores sénior son un segmento poblacional con un alto poder adquisitivo, que valora la calidad, la salud y el sabor de los alimentos. Además, son conscientes del impacto ambiental de sus hábitos alimenticios y buscan productos locales, ecológicos y sostenibles. Por ello, demandan una gastronomía que se adapte a sus necesidades nutricionales, que respete las tradiciones culinarias y que contribuya a mejorar el bienestar del planeta.

Gastronomía científica: salud, sabor y sostenibilidad

La gastronomía científica es una disciplina que aplica los conocimientos científicos a la elaboración, presentación y consumo de los alimentos. Su objetivo es mejorar la calidad sensorial, nutricional y ambiental de la gastronomía, ofreciendo experiencias culinarias innovadoras y saludables.

La gastronomía científica se basa en las 12 “eses” de la gastronomía saludable, que son: saludable, sabrosa, segura, satisfactoria, social, solidaria, sostenible, sensible, sensorial, simple, sincera y singular. Estos principios orientan la selección, preparación y degustación de los alimentos, teniendo en cuenta los aspectos nutricionales, organolépticos, higiénicos, psicológicos, culturales, éticos y ecológicos.

La gastronomía científica es especialmente relevante para las personas mayores, ya que les ayuda a prevenir y tratar diversas enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación, como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. Además, les permite disfrutar del placer de comer, estimulando sus sentidos y su memoria.

#INFOCACAO

Productos locales, ecológicos y adaptados: el futuro de la alimentación sénior

Los productos locales, ecológicos y adaptados son aquellos que se producen cerca del lugar de consumo, que respetan el medio ambiente y que se ajustan a las características fisiológicas y gustativas de las personas mayores. Estos productos tienen múltiples ventajas para la salud, la economía y la sostenibilidad.

Los productos locales reducen la huella ecológica de la alimentación, al disminuir el transporte y el almacenamiento de los alimentos. Además, favorecen el desarrollo rural y el mantenimiento de las variedades autóctonas. Los productos ecológicos evitan el uso de pesticidas, fertilizantes químicos y organismos modificados genéticamente, lo que mejora la calidad del suelo, del agua y del aire. También son más nutritivos y sabrosos que los productos convencionales. Los productos adaptados son aquellos que se diseñan teniendo en cuenta las necesidades específicas de las personas mayores, como la textura, el tamaño o el valor energético.

Estos productos representan una oportunidad para el sector gastronómico, que puede ofrecer una oferta diferenciada y personalizada para los consumidores sénior. Así lo demuestran algunas iniciativas pioneras como Vida Silver[^1^][2], una plataforma digital que conecta a productores locales con consumidores mayores de 50 años; o Nutrisenior[^3^][3], una empresa que elabora platos preparados ecológicos y adaptados a las necesidades nutricionales de las personas mayores.

TENDENCIAS 2024

La Silver economy es un fenómeno imparable que marcará el futuro de la gastronomía. Para aprovechar las oportunidades que ofrece este mercado, los profesionales del sector deben estar atentos a las tendencias y los tips que se perfilan para el 2024:

La personalización: los consumidores sénior quieren una gastronomía que se adapte a sus gustos, necesidades y expectativas. Por ello, se valorarán los servicios que ofrezcan una atención individualizada, como los menús personalizados, los asesores nutricionales o los chefs a domicilio.

La digitalización: la tecnología es una herramienta clave para mejorar la calidad y la accesibilidad de la gastronomía. Los consumidores sénior son cada vez más digitales y utilizan internet y las redes sociales para informarse, comprar y compartir sus experiencias culinarias. Por ello, se requieren plataformas digitales que faciliten la comunicación, la distribución y la fidelización de los clientes.

La educación: la gastronomía es una fuente de conocimiento, cultura y ocio. Los consumidores sénior tienen tiempo libre y ganas de aprender y disfrutar. Por ello, se demandarán actividades formativas y lúdicas relacionadas con la alimentación, como cursos de cocina, talleres de degustación o viajes gastronómicos.

La innovación: la gastronomía es un campo en constante evolución, que incorpora nuevos ingredientes, técnicas y tendencias. Los consumidores sénior son curiosos y abiertos a probar nuevas experiencias culinarias. Por ello, se apreciarán las propuestas innovadoras que sorprendan y satisfagan sus sentidos.

La Silver economy impulsa la gastronomía saludable y sostenible, creando un escenario lleno de desafíos y oportunidades para el sector. Los profesionales que sepan entender y atender las necesidades y preferencias de las personas mayores tendrán una ventaja competitiva en el mercado. La gastronomía es un arte que no tiene edad, y que puede contribuir a mejorar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras.

La Silver Economy impulsa la gastronomía saludable y sostenible